miércoles, 30 de marzo de 2011

LOS ALIMENTOS TUVO QUE SER


Otras veces fue el petróleo, otras veces fue el precio de las viviendas, ahora toca apretarse el cinturón por los alimentos, y es que son estos los causantes de que suba el IPC, paradojas de la vida, cuando vemos reventadas las ofertas en los supermercados de comestibles y bebidas, resulta que tenemos que acusarlos de no poder tener un IPC más bajo que el mes anterior. Pero bueno, bienvenido sea que suba por ello, "eres lo que comes" y yo personalmente prefiero que sea por eso, aunque con la situación en Libia nunca se sabe, esperemos que acabe el conflicto pronto, pero no para que baje el IPC mensual, sino para que no mueran más personas inocentes.

Curioso pedir el fin de un conflicto empezando a hablar sobre el IPC.